Archivo de la etiqueta: Seguridad

Certificación de puertas cortafuegos (II)

Si la semana pasada ya empezamos a hablarte de la certificación de las puertas cortafuegos, esta semana seguimos con más criterios que te ayudarán a elegir una.

Seguimos hablándote de las certificaciones de las puertas cortafuegos que existen actualmente en el mercado europeo. Desde LetsBrico insistimos en la necesidad de conocer y comprender los distintos conceptos relacionados con la certificación de este tipo de puertas antes de comprarlas, puesto que el conocimiento de las especificaciones técnicas de cada puerta nos ayudará a realizar una compra realmente ajustada a nuestras necesidades.

Como ya sabes, cada letra que certifica la puerta cortafuegos indica una característica. Hoy te presentaremos otras características:

W = Limitación de la Radiación: Capacidad para soportar la exposición al fuego por una de sus caras, sin transmisión de calor radiado a la cara no expuesta o materiales adyacentes. Se considera que el elemento (la puerta cortafuegos) debe proteger a las personas que estén también en sus proximidades.Certificación de puertas cortafuegosSe entenderá que aquellos elementos que cumplen con los criterios de aislamiento, cumplen también con los de radiación, durante el mismo intervalo de tiempo.

La valoración de la radiación viene dada por el tiempo en el cual el valor medio de ésta no supere los 15kW/m2, a una distancia de 1 metro de la muestra. La evolución de la radiación será descrita en el ensayo hasta que ocurra un fallo en la integridad, que también supondrá un fallo en el criterio de radiación.

Los elementos cuya radiación se tenga en cuenta se identificarán añadiendo una W a la clasificación, (cómo por ejemplo EW…). El criterio W se clasifica juntamente con el de E, y la presencia de I implica el cumplimiento automático de W.

La clasificación de las puertas cortafuegos se ordena siempre de requisito más exigente a menos exigente. En el caso de los elementos E e I: EI + tiempo. O bien: E + tiempo, y en el caso que incluya el elemento W: EW + tiempo.

C = Autocierre: Indica que la puerta en cuestión tiene incorporado un sistema de auto cierre, que significa que no interviene la acción humana en ningún momento de apertura o cierre de la puerta.Certificación de puertas cortafuegosCertificación de puertas cortafuegosCertificación de puertas cortafuegosCertificación de puertas cortafuegosLa normativa actual, EN 1191, exige que este sistema de autocierre supere ciertos criterios de durabilidad. El nivel exigido por la CTE es el más alto de todos los disponibles y está en consonancia con los ciclos que también se les exigen a las bisagras y demás elementos relacionados con la puerta cortafuegos.

El requisito de C-5 implica una garantía de durabilidad de 200.000 ciclos. Cada ciclo está compuesto por la apertura automática del mecanismo de autocierre, con un giro de 90º y su posterior cierre. Tras estos 200.000 ciclos deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Cierre correcto de la puerta sin daños que puedan afectar a su función de resistencia al fuego o control de humos.
  • Holguras dentro del rango declarado por el fabricante.

Añadir, por último, que durante el ensayo y al menos cada 50.000 ciclos o menos (dependiendo de las especificaciones del fabricante) se debe producir un paro para la lubricación y ajustes de los herrajes de la puerta.

Estas son todas las especificaciones de puertas cortafuegos que debes conocer antes de comprar tu puerta cortafuegos.

¿Qué te ha parecido el post? ¿Algún aspecto o paso a mejorar?

Qué es y para qué usar la malla electrosoldada

La malla electrosoldada es una malla perfecta para las jaulas de los animales pero con múltiples posibilidades más.

La malla electrosoldada está formada por alambre galvanizado solado en cuadrados permite una gran variedad de usos por su ligereza y fácil manipulación y además es resistente a la oxidación y a la corrosión. Basta un alicates para cortar la medida deseada y es posible doblarla simplemente presionando con la mano.

malla-electrosoldada-3-2

Por esto es ideal para elaborar jaulas para los animales más pequeños, como conejos o aves. Con un tamaño ideal para que las patas de estos no se cuelen y, al mismo tiempo, estén perfectamente secos y limpios en todo momento.

Además también es muy práctica para uso industrial ya que su resistencia permite crear cestas que aguantan perfectamente con el peso y el uso.

malla electrosoldada

Más allá de estos usos también es posible emplear la malla electrosoldada en cercos de pequeñas parcelas.  Bastarán unos postes de madera bien clavados y unas bridas de plástico para sujetarlo a la perfección gracias a su ligereza. Muy útil también para delimitar nuestro pequeño huerto dentro del jardín y así evitar que nuestras mascotas arruinen la cosecha.

Siguiendo con la protección de cultivos, la malla electrosoldada es de igual modo efectiva para evitar daños en los árboles más jóvenes del jardín. Gracias a su flexibilidad será suficiente con rodear con ella la planta y fijar los extremos con bridas o alambre.

malla electrosoldada

Con todo esto también es posible crear con ella desde pequeñas puertas hasta grandes portales. Bastará con añadir un marco de madera o de metal galvanizado para completar el trabajo. Además, se trata de un material pintarle y personalizable que hará que la entrada combine a la perfección con el resto del cierre o otras puertas.

malla electrosoldada

Además, la malla electrosoldada resulta una opción muy recomendable para su uso como soporte de plantas trepadoras. Bastará con fijarla a la pared o muro a cubrir por la vegetación mediante unas alcayatas, lo que permitirá desengancharla con facilidad cuando sea hora de recortar las enredaderas o de realizar cualquier labor de mantenimiento en los cierres.

malla electrosoldada

Antes de terminar no podemos dejar de hablar de los precios de la malla electrosoldada. En LetsBrico te ofrecemos una gran variedad de tamaños que van desde un rollo de 50 centímetros de alto por 5 metros de longitud por 11,14 € hasta uno de 2 metros de altura por 30 metros de largo, ideal para cierres o grandes jaulas, por 501,70€. Precios para todos los bolsillos y con medidas que se adaptan perfectamente a todas las necesidades de los consumidores.

 

¿Qué te ha parecido la idea? ¿Algún aspecto o paso a mejorar? ¡Enséñanos una foto para ver cómo te ha quedado!

Mantenimiento de puertas cortafuegos

El mantenimiento de las puertas cortafuegos es obligatorio, ya que el Código Técnico de Edificación o CTE establece en el Documento Básico de Seguridad en Incendios o DBSI que los edificios deben proyectarse, construirse, mantenerse y utilizarse de forma que en caso de incendio se cumplan unas exigencias mínimas básicas.

Aunque no existe ninguna norma vinculante sobre qué operaciones de mantenimiento deben realizarse, sí que se especifica la obligatoriedad de que exista algún tipo de medida.  La Dirección General de Arquitectura y Política de Vivienda se ha adelantado a la publicación del reglamento oficial, aportando unas medidas básicas como base.

El Reglamento de Instalaciones y Sistemas de Protección Contra Incendios (RISPCI) será el documento encargado de detallar cuáles serán las medidas oficiales estipuladas de mantenimiento para puertas cortafuegos.

Las operaciones de mantenimiento que deben tener todas las puertas cortafuegos para cumplir con el Código Técnico de Edificación, así como la periodicidad de estas operaciones, deben ser determinadas por los fabricantes en las mismas instrucciones de la puerta y sus accesorios.

Existe un mínimo de medidas, que son las que aconseja la Dirección General de Arquitectura y Política de Vivienda. En cuanto a periodicidad, las detallamos a continuación:

Periodicidad de medidas de puertas cortafuegos

  • Periodicidad anual en edificios de uso residencial/vivienda y sus aparcamientos.
  • Periodicidad semestral en edificios con otros usos y sus aparcamientos, con ocupación menor a 500 personas.
  • Periodicidad trimestral en edificios con otros usos y sus aparcamientos, con ocupación superior a 500 personas.

Operaciones para puertas cortafuego

  1. Revisión de holguras perimetrales y centrales: verificar que no existan elementos que impidan el correcto cierre, como cuñas, obstáculos en el recorrido de las hojas, etc.
  2. Revisión de juntas intumescentes
  3. Revisión del vidrio: comprobar si existen roturas, grietas o defectos generales así como la sujeción y la junta del vidrio.
  4. Revisión del cierrapuertas: conforme a la norma UNE-EN 1154:2003
  5. Revisión del dispositivo de coordinación del cierre de puertas: conforme a la norma UNE-EN 1158:2003; en el caso de puertas con dos hojas.
  6. Revisión del dispositivo de retención magnética: conforme a la norma UNE-EN 1155:2003.
  7. Constancia registrada de las operaciones realizadas en un documento que deberá conservar el propietario, así como una etiqueta visible adherida a la puerta y facilitada por el suministrador de esta, con la fecha y el nombre del operario que ha realizado la última operación y la fecha de cuando está prevista la próxima medida.

 

¿Qué te ha parecido la idea? ¿Algún aspecto o paso a mejorar?

Normativa puertas cortafuego

La normativa que regula las puertas cortafuegos es el Código Técnico de Edificación o CTE, junto con el Documento Básico de Seguridad ante caso de Incendio o DBSI. También existen consideraciones al respecto de las puertas cortafuegos en los siguientes documentos: Reglamento de Seguridad Contra Incendios en los Establecimientos Industriales RSCIEI, Directiva 89/106/CEE sobre el Marcado CE de Productos de la Construcción y Correciones-RD2267-2004-RSCIEI.

En ellos se detalla que toda puerta cortafuegos, al cumplir una función de seguridad, debe tener un mantenimiento preventivo que permita asegurar su correcto funcionamiento en  caso de que se produzca un fuego.Puertas cortafuegosExiste la necesidad de poder garantizar que las propiedades básicas de la puerta se mantienen en el tiempo y que ésta se cerrará automáticamente actuando como sello en el momento preciso, puesto que su función es vital en situaciones de incendio.

Como ya explicamos en un post anterior, las puertas no se considerarán reguladas según la normativa si las muestras que se someten al ensayo mecánico y el de fuego no son las mismas, es decir, que cada modelo debe someterse a ambas pruebas de manera individual.

Dentro del CTE, destacamos algunos de los fragmentos que hacen referencia a las puertas cortafuegos o a sus elementos accesorios:

  • UNE-EN 1634-1:2000: Norma principal y base. Las puertas se clasificarán según su comportamiento al fuego de acuerdo con la norma UNE-EN 1634-1 y las normas de clasificación complementarias aplicables a los elementos ensayados. En esta norma se detallan los ensayos de resistencia al fuego de puertas y elementos de cerramiento de huecos. Dichos ensayos deben ser realizados por laboratorios acreditados y con una antigüedad menor a 10 años.

Puertas cortafuegos

  • Marcado CE: Proceso mediante el cual el fabricante/importador informa a los usuarios y autoridades competentes que el producto comercializado cumple con la legislación obligatoria en materia de requisitos esenciales. Este marcado es obligatorio en elementos como los dispositivos de apertura mediante manilla o pulsador, mediante barra horizontal, en las bisagras, en dispositivos de cierre controlado, en dispositivos de coordinación del cierre de puertas, en dispositivos de retención electromagnética y en cerraduras.
  • UNE-EN 1154:2003: Herrajes para la edificación.
  • UNE-EN 1158: Dispositivos de cierre controlado de puertas.
  • UNE-EN 1155: Retención electromagnética de puertas abiertas.
  • UNE-EN 13501-2: Clasificación de los productos de construcción y de los elementos
  • constructivos en función de su comportamiento ante el fuego.
  • UNE-EN 14600: Puertas y ventanas practicables con características de resistencia al
  • fuego y /o control de humos.
  • UNE-EN 1191: Resistencia a aperturas y cierres repetidos.
  • UNE-EN 1363-1: Ensayos de resistencia al fuego. Parte 1: Requisitos generales.
  • Otros títulos referentes a accesorios o elementos de la puerta cortafuegos, así como disposiciones generales de los sistemas de gestión de calidad.

Puertas cortafuegosPuertas cortafuegosLa gestión de la certificación en los casos de las puertas cortafuegos se encomienda al Comité Técnico de Certificación AEN/CTC-011 de AENOR sobre  “Productos de protección pasiva contra incendios” y a TECNIFUEGO-AESPI, con la que AENOR tiene un acuerdo en este sector.

La certificación de puertas cortafuegos (I)

Las puertas y sus elementos de cierre pueden ser clasificados según varios criterios que les otorgan determinadas certificaciones, y es importante conocer la nomenclatura utilizada para comprender exactamente qué nos ofrece cada tipo de puerta.

certificacion puertas cortafuegos 1     certificacion puertas cortafuegos 2

Cada letra indica una característica diferente:

E = Integridad o Hermeticidad: es la capacidad para soportar la exposición al fuego por una de sus caras, sin transmisión del fuego a la cara no expuesta; sin dejar penetrar ni producir humo o llamas.
Se considera transmisión del fuego al paso significativo de llamas y gases calientes y a la inflamación de materiales de la cara expuesta al fuego a la no expuesta.

La valoración de la integridad se realiza sobre tres aspectos simultáneos:

  • Fisuras o aperturas superiores a ciertas dimensiones.
  • Inflamación del tampón de algodón.
  • Llamas sostenidas en la cara no expuesta.

I = Aislamiento: capacidad para soportar la exposición al fuego por una de sus caras, sin transmisión del calor a la cara no expuesta; resultado del paso significativo de altas temperaturas desde la cara expuesta al no expuesta.
Se considera que el elemento deberá establecer una barrera al calor que permita proteger a las personas próximas a la puerta. La valoración de este elemento podrá dar 2 resultados:

  • I1: En caso de otorgarse la certificación de aislamiento de grado 1, la temperatura media de la hoja de la cara no expuesta será 140ºC más la temperatura media inicial, con un máximo de incremento de temperatura en cualquier punto de la hoja de no más de 180ºC.
    No se tendrán en cuenta medidas de temperatura tomadas a menos de 25 mm desde la junta entre marco y hoja. El incremento de temperatura en cualquier punto del marco no superará 180º C, medido a 100 mm del borde visible en la cara no expuesta de la hoja, y si el marco es menor que 100 mm, se medirá en el límite entre el marco y la obra soporte (fragmento extraído de AENOR).
  • I2: En caso de otorgarse la certificación de aislamiento de grado 2, la temperatura media de la hoja de la cara no expuesta será 140ºC más la temperatura media inicial, con un máximo de incremento de temperatura en cualquier punto de la hoja de no más de 180ºC. No se tendrán en cuenta medidas de temperatura tomadas a menos de 100 mm desde la junta entre marco y hoja. El incremento de temperatura en cualquier punto del marco no superará 360º C, medido a 100 mm del  borde visible en la cara no expuesta de la hoja, y si el marco es menor que 100 mm, se medirá en el límite entre el marco y la obra soporte.

En caso que superen las dos pruebas se les otorga la certificación EI1/2. El fallo de alguno de los criterios de integridad significará también el fallo del criterio de aislamiento, incluso sin que sean superados los límites específicos de este último.

certificacion puertas cortafuegos 3

Existe la posibilidad que durante el ensayo una puerta sobrepase cierta temperatura pero no transmita las llamas, es decir, que pase el criterio E pero no el I, por lo que no se la considerará una puerta cortafuegos, sino una puerta para-llamas, a la que se le otorgaría clasificación E, no EI. En el caso inverso, no existe posibilidad que una puerta reciba la clasificación solamente de aislante (I), ya que se considera más relevante el criterio de la integridad (E).

Que existan dos grados y protocolos distintos de aislamiento se debe a la voluntad de la comunidad europea de unificar sus distintos mercados, ya que en países como Bélgica se exige el grado 1, y en países como España e Italia se exige el grado 2.

En LetsBrico todas las puertas cortafuegos que te ofrecemos tienen la certificación EI2, es decir, con capacidad certificada de integridad y aislamiento de grado 2.

Tipos de puertas cortafuegos (III)

Si hace unos días te hablábamos de los tipos de puertas cortafuegos según su material y su marco, y de los tipos de puertas cortafuegos según el modo de abrirse y su número de hojas, hoy te explicaremos el último tipo de clasificación basado en el tiempo que resisten al fuego.

Hoy te presentamos la última y posiblemente la más interesante e importante de las clasificaciones existentes de puertas cortafuegos: los tipos de puertas cortafuegos según su tiempo de resistencia al fuego .

Antes de presentarte todas las opciones, debes saber que todas las puertas resistentes al fuego, también conocidas como RF, se someten a una prueba para comprobar su capacidad de soportar un incendio.tipos-de-puerta-cortafuegos-3-2

La puerta cortafuegos ei es la nueva nomenclatura de la anterior puerta cortafuegos RF, las cuáles han dejado de estar homologadas. La nomenclatura actual es la ei, y son las que están homologadas, aunque muchas empresas las siguen llamando RF.

Los posibles periodos de clasificación los delimita AENOR, la Agencia Española de Normalización y Certificación, ya que es la entidad dedicada a la normalización y certificación de todas las actividades industriales y de servicios en España.

puertas cortafuegos 2 (2)

Así pues, todos los periodos de clasificaciones posibles, respecto a cualquier característica frente al elemento del fuego, tendrán que ser declarados en minutos y dentro de estos intervalos: 15, 20, 30, 45, 60, 90, 120, 180 ó 240 minutos.

La certificación de esta clasificación deberá conseguirse mediante el sometimiento a una prueba de resistencia al fuego por alguna institución o empresa autorizada para emitir este tipo de certificados.

¿Qué tipos de puertas cortafuegos hay?

Es de vital importancia conocer los distintos tipos de puertas cortafuegos que existen en el mercado, ya que cada una de ellas presenta unas opciones y prestaciones diferentes y más o menos adecuadas en según qué circunstancias o edificios. Es por eso que te animamos a que no te pierdas ninguna de las actualizaciones, para poderte informar correctamente de todas ellas.

Si la semana pasada os explicábamos los tipos de puertas cortafuegos que existen según el material del que estén hechos y su marco, esta semana os vamos a hablar de las dos siguientes clasificaciones.

Clasificación según el modo de abrirse

  1. Puertas cortafuegos abisagradas: la hoja se sujeta al marco por bisagras o pivotes. Se abren girando sobre un canto de la hoja (en vertical u horizontal, según la orientación del eje de rotación).
  2. Puertas cortafuegos corredizas: se abren moviendo el plano de la puerta en paralelo (en vertical u horizontal, según el movimiento de translación en relación al suelo).
  3. Puertas cortafuegos enrollables: se abren cuando se enrolla la puerta en la parte superior.
  4. Puertas cortafuegos plegables: se abren al doblar los lados hacia los costados.

Tipos de puertas cortafuegos

Clasificación según el número de hojas

  1. Puertas de una hoja: una sola hoja, abisagrada o corrediza.puertas cortafuegos 4 (2)
  2. Puertas de dos hojas: dos hojas, abisagradas o corredizas.
  3. Puertas sencillas: una sola puerta para separar ambientes.
  4. Puertas dobles: dos puertas para separar ambientes, con espacio libre intermedio.

Tipos de puertas cortafuegos

Ahora ya conoces dos tipos más de puertas cortafuegos. Estamos seguros que toda esta información va a servirte de gran ayuda cuando tengas que decidirte a comprar la tuya, así que toma nota y mantente atento a nuestros nuevos posts para seguir formándote en los tipos de puertas cortafuegos existentes.

Y, sobre todo, no te olvides de transmitirnos tus dudas o comentarios al respecto a través de nuestras redes sociales, estamos aquí para ayudarte.

Tipos de puertas cortafuegos (I)

Si la semana pasada de contábamos qué son y cómo funcionan las puertas cortafuegos, ahora te enseñamos los diferentes tipos que existen.

Hay muchas maneras de clasificar las distintas variables y modelos de puertas cortafuegos que podemos encontrar en el mercado. Durante estos días, vamos a presentarte algunas de estas clasificaciones.

Principalmente, las puertas cortafuegos se pueden clasificar según estos criterios:

  • Según material.
  • Según tipo de marco.
  • Según modo de abrirse y tipo de hojas.
  • Según resistencia al fuego.
  • Según tipo de abertura.

certificacion puertas cortafuegos 2

Hoy en LetsBrico te explicamos los dos primeros tipos. Empezaremos con los modelos de puerta según material. Existen varias opciones:

  1. Puertas cortafuegos metálicas huecas: dos planchas de metal de 1,5mm rellenados con material aislante no combustible en el interior.
  2. Puertas cortafuegos de plancha metálica: marco de acero y planchas metálicas únicamente, de 1mm de espesor o menos.
  3. Puertas cortafuegos revestidas de acero: largueros de madera, revestidos con planchas de acero, de 1 mm de espesor o menos.
  4. Puertas cortafuegos revestidas de hojalata: madera contrachapada de varias capas, revestidas con hojalata o también de planchas de zinc, también conocidas como puertas galvanizadas.
  5. Puertas cortafuegos compuestas: núcleo de material no combustible o tratado y dos caras de otros materiales, como madera decorativa, plástico, etc.
  6. Puertas cortafuegos de madera: tableros de madera contrachapada, con núcleo macizo de madera en bloque o madera aglomerada, no tratada.

Otra forma de clasificarlas es según su marco:

  1. Con marco de madera: una o más unidades de madera ensambladas, con tensor inferior o sin él, con una resistencia al fuego de 20 minutos.
  2. Con marco de aluminio: aluminio extruido en perfiles o lámina de aluminio doblada, con una resistencia al fuego de 45 minutos.
  3. Con marco de acero laminado: perfiles de acero laminado, con tarjetas metálicas o de vidrio, o sin ellas.
  4. Con marco de canal de acero: aceros estructurales acanalados en los perfiles laterales y superiores de la puerta.

puertas cortafuegos 1

puertas cortafuegos 2 (2)

puertas cortafuegos 2

  1. Con marco dividido: marcos consistentes de un sub marco de acero laminado o de canal de acero, sobre el cual se coloca un marco de acabado una vez instalado el sub-marco.puertas cortafuegos 3

Estas son solo algunas de las posibles clasificaciones de puertas cortafuegos que te puedes encontrar, así que permanece atento a nuestras nuevas actualizaciones con más tipos de puertas cortafuegos y no te olvides de transmitirnos cualquier duda o pregunta a través de nuestras redes sociales.1 ¡Juntos podemos!

Puertas cortafuegos

Las puertas cortafuegos son un elemento indispensable para la seguridad de edificios públicos y privados, ya sean de nueva o vieja construcción.  La protección que proporcionan las puertas cortafuegos en caso de incendio puede ser vital para salvar vidas y evitar daños.

Las características técnicas, los componentes y las certificaciones que las avalan, son una garantía de tranquilidad que nos permiten estar seguros de que en caso que se produzca un incendio, la puerta actuará como barrera deteniendo o ralentizando la propagación del fuego.

Funciones de puertas cortafuegos

  • La primera es la de detener el fuego mediante la compartimentación de los focos en cada estancia, es decir, evitar su propagación mediante el aislamiento por sectores, con el objetivo de minimizar los daños materiales y físicos.Puertas cortafuegos
  • La segunda es la del autocierre, que consiste en un sistema electromagnético que mantiene la puerta abierta durante su uso diario y cuando la alarma contraincendios se enciende, emite un impulso al electro-imán, hace que la puerta quede liberada y es arrastrada por el contrapeso, quedando cerrada. La temperatura el fuego expande la junta intumescente en el laberinto corta-humos, actuando así como sello.Puertas cortafuegos

La mayoría de las puertas cortafuegos están hechas de acero, pero también las podemos encontrar de madera o vidrio adaptados para reducir la conducción del calor de los incendios; aunque estos tipos de puertas sean menos habituales.

Una de las principales razones por las que estas puertas son tan eficaces, es que sus juntas están hechas con materiales especiales que son capaces de dilatarse unas 20 veces más al recibir el efecto del calor, y así actúan como sello para sectorizar los focos del incendio.

Puertas cortafuegos

Los principales componentes de la estructura de la hoja de estas puertas son una cinta intumescente y la espiga de seguridad. Estos dos elementos garantizan que se aísle el fuego correctamente. Los núcleos de estas puertas suelen ser de mineral y estas puertas también disponen de barras de apertura para abandonar la estancia con facilidad, bisagras y cerraduras cortafuegos especialmente adaptadas, así como pintura de polvo termoendurecible.

Puertas cortafuegos

Ahora ya conoces un poco más las puertas cortafuegos, así que ya sabes lo importantes que son en cualquier edificio y lo necesarias que son en caso de incendio.

¿Te has fijado si existen puertas cortafuego en los edificios en los que te mueves habitualmente?