Archivo de la etiqueta: Pellet

Cómo calentar una casa

Llega el invierno y todos queremos que nuestra vivienda sea lo más acogedora posible evitando que el frío penetre en ella y haciendo que se caliente de la forma más económica y eficiente posible. Cada hogar tiene sus propias características, por eso, nosotros te ofrecemos diferentes formas de calentar tu casa según tus propias necesidades como número de habitaciones, el territorio en el que vives o el tipo de dispositivo que quieres poner en tu vivienda.

  • Radiadores. Una de las ventajas de los radiadores eléctricos es que funcionan por un tipo de energía ‘limpia’, es decir, no emiten gases, residuos u olores desagradables. Por otra parte, no necesitan de una previa instalación sino que son tan simples de utilizar como conectarlos a la luz y esperar que emitan calor. Otro tipo de radiadores son los de aceite, los cuales tienen una resistencia que transmiten el calor a través de un aceite especial que no emite malos olores. Su principal inconveniente es que son elevados a la hora de adquirirlos y además incrementan bastante la factura de la luz si se utilizan de forma asidua. Otro tipo de radiadores que consumen bastante energía eléctrica pero que se calientan de forma casi instantánea son los radiadores de cuarzo.

 

 

  • Estufas. Si dudabas entre un radiador de cuarzo y una estufa halógena debes saber que aunque consumen mucho menos éstas últimas, tardan mucho más en calentarse. Por lo tanto, si buscas caldear rápidamente una estancia no será la forma de calefacción más adecuada; si por el contrario prefieres que el calentamiento sea algo más prolongado y te interesa más ahorrar en consumo energético, te recomendamos totalmente adquirir una estufa halógena. Otro tipo de estufas son las de gas, en este caso requieren de revisiones periódicas ya que si no funcionan correctamente pueden desprender sustancias perjudiciales para la salud; algo que con las eléctricas no ocurre.

 

 

  • Equipo de aire acondicionado. ¿Tienes la instalación de aire acondicionado en tu vivienda? Aprovecha los meses de más frío para utilizar la opción de calor de tu aparato de aire acondicionado. Si todavía no dispones de él en tu casa, plantéate esta opción para calentar la vivienda ya que la aprovecharás durante gran parte del año ya que en los meses estivales lo usarás para refrigerar las habitaciones.
  • Chimenea de bioetanol. Todos sabemos que no hay nada más entrañable que pasar el invierno frente al calor de una chimenea, pero también somos conscientes de que pocas viviendas pueden tener este sistema instalado, especialmente si son pisos en zonas urbanas. Por eso, la solución que se ha dado han sido las chimeneas de bioetanol. Son mucho más ecológicas que las convencionales de carbón, petróleo o leña y se pueden colocar sin necesidad de hacer obras de albañilería; además, son estéticamente muy atractivas. ¿Cuáles son sus principales desventajas? El bioetanol es más caro que el petróleo, desprende un olor un poco desagradable y resulta complicado calentar toda la vivienda a través de la chimenea.

 

 

  • Pellets o estufas de biomasa. Para los que insistan en tener un método de calefacción que se asemeje a las chimeneas tradicionales y no quieran optar por las de bioetanol, pueden elegir las estufas de pellets. Y es que su principal atractivo es que se puede ver el fuego y su funcionamiento está totalmente automatizado. Los pellets se puede adquirir de forma cada más vez más sencilla en diversos establecimientos y al ser madera triturada y prensada se considera una forma de combustión ‘ecológica’. La cantidad a utilizar es mucho inferior a la leña que se tendría que usar en una chimenea convencional y además con el pellet nunca podría haber ningún tipo de explosión. Pero cuentan con algunos inconvenientes; por ejemplo, no sirven para caldear grandes viviendas, requieren una limpieza asidua, son algo ruidosas y además se necesita un lugar de almacenaje para los pellets.

Tipos de calefacción

Con la llegada del frío todos queremos tener en nuestros hogares un tipo de calefacción que haga que nuestra vivienda esté a la temperatura deseada sin pagar demasiado. Según la zona en la que habites, el número de habitaciones de tu casa y el gasto que quieres hacer como máximo, deberás optar por un tipo de calefacción u otro.

Tipos de calefacción

  • Split: es una pequeña consola que se instala en la pared y va acompañada de otra máquina que normalmente se coloca en el exterior de la vivienda. El split requiere de electricidad para los ventiladores, las bombas y el compresor pero por el contrario no necesita de una combustión ni de agua caliente. Es perfecto para viviendas pequeñas, en territorios donde el frío no sea excesivo y donde no queramos poner conductos centrales. Sin embargo, el precio es más elevado que en los sistemas de bombas de fuente de aire caliente, y llevan un sistema de ventilación interior. El precio por aparato suele estar alrededor de los 400 o 500 euros, y si la instalación no la hace uno mismo, suele costar unos 200 euros de mano de obra.

  • Estufas de pellets: es uno de los tipos de calefacción más económicos en su día a día. Necesita funcionar mediante electricidad para que las bombas y ventiladores del aparato vayan correctamente, además de agua caliente doméstica. Es ideal para zonas donde haga frío, ya que si dejas abiertas todas las puertas interiores de casa, notarás cómo se calienta toda la casa en poco tiempo. Se limpia de forma automática, y aunque el precio del combustible es bajo, se requiere de espacio para tenerlo almacenado. El coste inicial es un tanto elevado, y hay que cargar manualmente los pellets cuando sea necesario. El gasto a largo plazo es uno de los más reducidos; el poder calorífico es de 5kWg por kilo, y teniendo en cuenta que cuesta 0,28 euros por kilo, la factura energética a lo largo del año puede suponer unos 800 euros de media, mucho más baja que en otros tipos de calefacción. 

  • Gas Natural. Es uno de los métodos de calefacción más habituales que encontramos, ya que el coste de inversión no es excesivo y es totalmente fiable a la hora de calentar la vivienda. Sin embargo, necesita de un mantenimiento, el coste de energía y combustible no es el más económico, ni es el 100% respetuoso con el medio ambiente. Una de las desventajas del gas natural es que requiere una cuota fija que está alrededor de los 10 euros. Además de esto, el precio por kWh es de 0,07 y el poder calorífico es de 9,77 kWh, por lo que al año suele salir por unos 1200 euros de media.

  • Calefacción de Gasoil: es mucho más perjudicial para el medio ambiente que la calefacción mediante gas natural, y su coste es superior. Sin embargo, es muy recomendable en cuanto a su fiabilidad con respecto a una posible integración con la energía solar, aunque requiere un previo coste de inversión. Supone 10,46 kWh/litro, y aunque no se requiere de una cuota fija, el coste de la energía es de 1,13 euros por litro aproximadamente. Esto hace que el gasto medio anual sea de unos 1600 euros. El depósito requiere de un espacio considerable para su colocación, y necesita de radiadores en las diferentes estancias de la casa. En uno de los tipos de calefacción que más calientan, y es ideal para zonas donde hace mucho frío como zonas de montaña o nieve. Además, el precio del gasoil suele bajar en las temporadas del año en las que no hace frío, por lo que si se calcula bien su compra supondrá algún ahorro.

  • Calefacción eléctrica: aunque no necesita combustión, la electricidad es indispensable para su funcionamiento, y debido a los costes que implica su consumo, puede suponer un gasto muy alto si lo necesitamos para un territorio muy frío. Por otra parte, la instalación es sencilla si lo hacemos a través de estufas o radiadores y no necesita una revisión periódica como ocurre con el gas. El poder calorífico es de 1,00 kWh y supone un consumo anual medio de 15400kWh, lo que equivale a unos 2800 euros.

¿Qué te ha parecido la idea? ¿Algún aspecto o paso a mejorar? ¡Enséñanos una foto para ver cómo te ha quedado!

Qué es el pellet

El por qué te lo desvelamos a continuación, así que toma nota y no te pierdas detalle, porque su potencial no va a dejarte indiferente.

Las estufas de pellets son una de las mejores alternativas para conseguir calefacción de una manera sostenible, responsable y económica.

Hoy en LetsBrico te introducimos en el mundo de las estufas de pellets. Primero de todo te explicaremos qué son los pellets y para qué funcionan.

Bien, los pellets se tratan de un conglomerado de serrín de madera prensada que se utilizan como combustible de biomasa. Tienen forma cilíndrica y se forman mediante la prensa de maderas residuales de la industria, normalmente de madera de pino. Este proceso de prensado se realiza a una alta presión, durante el cual se alcanzan altas temperaturas que permiten que la lignina (un elemento natural de la madera), se endurezca y actúe como  conglomerante, creando un pellet consistente, sin necesidad de añadir ningún aditivo.

El resultado de esta prensa son unos pellets con un muy bajo contenido en agua y un alto poder calorífico, almacenables de manera indefinida en lugares secos. Al entrar en contacto con el agua, los pellets se deterioran y pierden su consistencia y sus propiedades.

Los pellets tienen un precio muy económico, porque al tratarse de madera reutilizada, no comporta la tala de árboles ni ningún proceso de obtención de madera, ya que el material que se utiliza en su creación, proviene de desechos de otras actividades.

Una de sus principales ventajas es la potencia calorífica que tiene, lo que significa que su eficiencia a nivel económico es también muy grande. Los pellets son también más económicos que la luz, ya que 1kg de pellets son equivalentes a  5 kW, pero su precio es radicalmente distinto. Mientras que el precio de los pellets está en 0,3€/kg, los 5kW tienen un precio de 0,75€, es decir, se paga más del doble por la misma energía. A su vez, 24kg de pellets son equivalentes a 1 bombona de butano (de unos 5m3 de gas) pero el precio de los pellets es sensiblemente inferior: 7,2€ en contraposición a los 17,5€ de la bombona de butano, por lo que también son más eficientes y más económicos que el gas butano. Finalmente, también podemos constatar que los pellets son más económico que el gasóleo, puesto que 1kg de pellets equivale energéticamente a 1 litro de este combustible, pero su precio dista mucho. Actualmente estamos pagando el gasóleo a partir de 1,1€ mientras los pellets tienen un precio de 0,3; es decir, casi se cuadriplica el precio.

que-es-pellet-1

Su poder calorífico está alrededor de unos 5 kWh/kg, con una humedad de un 8% aproximadamente y una densidad energética de 650kg/m3.

Los pellets de buena calidad casi no producen residuo ni ceniza, alrededor de un 0,4%, por lo que es importante saber distinguir y escoger pellets de calidad para maximizar la eficiencia y funcionalidad de nuestra estufa de pellets.

Para distinguir los pellets de calidad, es importante prestar atención a 5 aspectos esenciales:

  1. Brillantez: los pellets deben ser brillantes, lisos, uniformes y sin polvo.
  2. Color uniforme: los pellets deben tener un color uniforme, garantía de que solo contiene madera y no otros materiales como plásticos, papeles, o tierra.
  3. Estructura compacta: los pellets deben tener una estructura compacta, sin grietas ni agujeros y al tocarse no pueden desmoronarse.
  4. Densidad: los pellets deben tener una densidad superior a la del agua, por lo que deberían hundirse cuando sean sumergidos en agua.
  5. Inmersión: los pellets deben flotar pasados unos cinco minutos de su inmersión, por lo contrario, esto indicaría que contienen colas o aglutinantes impropios de la madera.

que-es-pellet-2

que-es-pellet-3

que-es-pellet-5

que-es-pellet-6

Si quieres comprar pellets de la mejor calidad y al mejor precio, haz click aquí.
http://letsbrico.com/shop/saco-pellets-biomassa-15-kg.html

Ahora ya conoces un poco más sobre los pellets. Mantente al tanto de nuestras nuevas actualizaciones para ahondar en tus conocimientos sobre la nueva forma de biomasa que va a revolucionar el sector energético. Y, sobre todo, no olvides transmitirnos tus dudas y comentarios a través de nuestras redes sociales. ¡Juntos podemos!